¡¡¡NOVEDAD!!! Envío gratuito para pedidos superiores a 30€
¡¡¡NOVEDAD!!! Envío gratuito para pedidos superiores a 30€
Carrito 0

Navajas Deejo

  Deejo nació de nuestro deseo de devolver elegancia a un gesto que había caído en desuso : el de utilizar una navaja a diario.

La hemos diseñado sencilla, ligera, ultra ligera, sin comprometer el tamaño ni los materiales, para tener sólo lo esencial: el placer de un corte perfecto. En 2010, Stéphane Lebeau diseñó e inventó una navaja ultra ligera con un peso comparable al de una carta. Ultra ligera para poder llevarla a diario en un bolsillo, aunque sea el de un traje elegante pero, sin embargo, agradable de usar ya que esta navaja con falsos aires minimalistas respeta las dimensiones de un cómodo cuchillo de mesa. Denominadas por su peso, las navajas Deejo no son ligeras por su tamaño o sus materiales, sino más bien porque se han diseñado como tales.

Unos años después, Luc Foin, amigo y socio de Stéphane, aportó la idea de la personalización. A Luc le gustan los objetos cargados de emociones, con los que uno se encariña, testigos de una época, una pasión o un momento especial. Las navajas Deejo podrán personalizarse y se adaptan a los gustos y el estado de ánimo de cada uno. Jugando con los acabados del acero, teñido de los reflejos mate del titanio o, por el contrario, brillante como un espejo, adornadas con una plaqueta de madera, desde los negros profundos del ébano hasta los finos arabescos de los beige de la madera de olivo, las navajas Deejo se adaptan según los deseos para convertirse en un nuevo símbolo de elegancia, junto a un reloj, una pluma o un hermoso artículo de marroquinería.

Pero eso no es todo: Deejo va más allá de la navaja al ofrecer la posibilidad de “tatuarla”. Tatuar su navaja, como tatuaría su piel, es ofrecer otra dimensión a este objeto ya de por sí muy personal: su identidad. Así, motivos variados, inspirados en el universo del tatuaje, adornan las hojas de estos objetos preciosos, permitiendo a todos encontrar la Deejo con la que se identifican.